Calentamiento, estaciones y circuitos, más mini partido y elongaciones: Así es un día de entretenido entrenamiento en la Escuela Semilleros para el Fútbol Amateur del Club Las Palmas, de la Asociación Cabrero

 

31/10/2022

 

 
En su cancha de tierra, al lado de la sede social que inauguró a fines de
septiembre y que pintó de naranja intenso, que es su color institucional, el Club
Las Palmas desarrolla la Escuela Semilleros para el Fútbol Amateur, que funciona
martes y viernes de 18:30 a 20:00 horas.
Felipe Soto y Alan González son los encargados de las clases, que reúnen a 20
niños y niñas de 10 a 14 años, y para las cuales cuentan con una implementación
consistente en 15 balones, misma cantidad de conos, 20 petos y un lienzo gigante
alusivo al proyecto, que es ejecutado por Anfa Región Bío Bío y financiado por el
Gobierno Regional, y que se replica en otros 41 talleres que funcionarán entre
septiembre y diciembre en las provincias de Concepción, Arauco y Bío Bío, para en
enero concluir con un gran encuentro deportivo en el Estadio Ester Roa Rebolledo.
"No solo los alumnos sino también la gente de Las Palmas está muy entusiasmada con
el taller, pues permite mejorar el semillero", comentó González a
www.anfaregionbiobio.cl, para luego acotar que "el club fue campeón infantil en la
Copa de Campeones 2019, y para repetir ese logro hay que trabajar desde la base".
"Por cierto, la mayoría de quienes están en el taller integran la segunda infantil
de Las Palmas, por lo que el fin de semana juegan en el Torneo Oficial de la
liga", detalló.
Respecto a cómo estructura cada clase, González indicó que "lo primero es el
calentamiento, para luego pasar a las estaciones y circuitos de trabajo. Seguimos
con un mini partido y terminamos con elongaciones".
"Nuestros dirigidos están muy contentos con la manera en que los entrenamos, y son
responsables en el tema de la asistencia", enfatizó.
Catalina Riquelme, de 10 años y que juega de volante, es una de las niñas que
participa en la escuela.
"Me gusta venir porque practico junto a un primo y una amiga, y con varios otros
conocidos del colegio", dijo la niña.
"Hacer deporte me permite crecer bien, y es divertido. Lo mejor es que aquí
trabajamos como equipo", opinó Crichna Carraco, también de 10 años y a quien le
gusta moverse por el sector de mediocampo.
Yordan Cuevas, de 13 años y que juega de defensa, expuso que "acá paso tiempo con
los chiquillos, jugamos y reímos bastante, y lo mejor es que he mejorado
considerablemente mi juego gracias a las prácticas".


Lectura de foto: Los profesores y alumnos y alumnas de la Escuela Semilleros para
el Fútbol Amateur del Club Las Palmas, de la Asociación Cabrero.